Experiencia y emoción en una imprenta de hace 400 años

Experiencia y emoción en una imprenta de hace 400 años

Viernes 14 de octubre de 2016 — El 30 de septiembre de 2016 abre el nuevo Museo Plantin Moretus, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. El museo adentra al visitante en el extraordinario relato del impresor revolucionario Christoffel Plantin y de su familia política Moretus. Animaciones cinematográficas, soundscapes (paisajes sonoros) y un lugar en el que cada uno puede ponerse a trabajar más aún que en el pasado: cobran vida aquí la casa, la imprenta y la familia.

Christoffel Plantin: el impresor más importante de los Países Bajos

Christoffel Plantin era originario de Saint-Avertin, cerca de Tours, en Francia. El impresor del siglo XVI se establece en Amberes alrededor de 1550 y dirige su empresa como un director general de hoy en día. Su imprenta «Officina Plantiniana» se convierte en una multinacional con filiales en Leiden y en París. Con la políglota Biblia regia logra convencer al monarca español Felipe II de la calidad excepcional de su trabajo de impresión y obtiene el privilegio de exportar trabajos litúrgicos hacia América Central y del Sur. Él es el fundador de la dinastía de impresores Plantin-Moretus. «De Gulden Passer», la casa con imprenta situada en la plaza Vrijdagmarkt de Amberes, permanecerá durante nueve generaciones en manos de la familia.

Hasta hace 140 años. En 1876, Edward Moretus Plantin vende todas las instalaciones, con muebles y archivos, a la ciudad de Amberes para convertirlas en un prestigioso museo. En este museo, el visitante descubre hasta hoy mismo la importancia de esta imprenta amberina. No es una casualidad que los archivos estén reconocidos como Memory of the World y el museo haya sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Descubra al impresor revolucionario Christoffel Plantin, su familia y sus amigos

Una nueva etapa comienza hoy. En la planta baja del museo renovado, el visitante descubre al versátil Plantin, sus múltiples facetas como padre de familia, empresario, hombre de negocios e impresor de trabajos de calidad. La Officina Plantiniana es una editorial exitosa que se distingue de la competencia por la calidad, tanto en forma como en contenido. Su negocio es una empresa familiar en la que sus hijas trabajan desde una edad temprana. Plantin es un hombre de negocios avispado y un buen gestor. La venta de encaje, de globos terráqueos y de planos le permite diversificar sus riesgos y mantenerse en los tiempos difíciles.

 

Plantin es el impresor predilecto de los científicos y humanistas. Les incita a publicar con él obras científicas más precisas y de mejor calidad. Kiliaan establece en la plaza Vrijdagmarkt la base de su diccionario neerlandés y con la edición en neerlandés de Valverde, los «barberos y cirujanos» se mantienen al corriente de los desarrollos de la medicina. Los mapas de Ortelius se venden en el mostrador y las ediciones de Lobelius, Dodoens y Clusius impulsan la botánica o ciencia de las plantas. En su «Tiende», Simon Stevin defiende el sistema decimal y, siglos después, su trabajo inspirará a Jefferson para la creación del dólar.

Una imprenta que da forma al mundo

En el primer piso, la atención se centra en la imprenta con la que Plantin y sus descendientes han puesto a Amberes en el mapa. A través de cuatro temas – la lengua, la ciencia, la religión y el hombre y la sociedad – se presentan las realizaciones más importantes. Los más grandes escritores y científicos encuentran su camino hacia la plaza Vrijdagmarkt de Amberes. Plantin difunde sus ideas a nivel internacional.

La exposición permanente se centra en 10 obras, verdaderos éxitos de ventas que dejaron su huella en la Historia. Pensemos tan sólo en los mapas de Ortelius o en los trabajos matemáticos de Stevin.

Plantin es un creador de tendencias en grafismo. Crea un nuevo mercado para libros ilustrados con delicados grabados en cobre. El impresor francés introduce una variedad de elegantes tipografías francesas en el Sur de los Países Bajos, tales como la Garamond. Este tipo de letra está hoy en día en todos los ordenadores. Su nieto Balthasar desarrolló con su amigo de infancia Peter Paul Rubens la presentación del libro barroco.

Nueva presentación                      

La configuración de la escenografía del museo ha corrido a cargo del Studio Caroline Voet y Leen De Brabandere, que ya ganaron sus galones en el Castillo de Ursel en Hingene. Voet-De Brandere es un estudio que otorga gran importancia a la durabilidad y al valor de un sitio de la Unesco y dedica una gran atención a la autenticidad del edificio histórico. Al contar con la participación del diseñador Geoffrey Brusato, logran también introducir el ritual del procesamiento de un libro en la visita del museo. Los medios digitales están presentes pero desempeñan un papel secundario. El libro es el que tiene un papel central.

«Nuestro objetivo es dar vida en este entorno auténtico, protegido por la UNESCO, a la actividad de la casa y de los espacios de trabajo. El visitante se sube a la máquina del tiempo hacia el siglo XVI y descubre a Plantin como padre de familia, gerente, impresor, humanista, editor visionario y experimenta la forma en que un empresario de escala mundial desarrolló su empresa. »

 

 

Experimentar, reflexionar y hacer más

Los encuentros con Plantin convierten la visita en una experiencia muy personal: el itinerario de experiencia adentra totalmente al visitante en el ambiente de la casa: el tic-tac de los relojes, los suelos crujientes y los efectos de luz resaltan el ambiente. Las animaciones cinematográficas reflejan una casa bulliciosa y la actividad de trabajo de entonces. Los paisajes sonoros o soundscapes animan el museo con impresiones de la afanosa imprenta, del comercio internacional, de los correctores, del ajetreo de la vida ciudadana...

En los espacios interactivos, tanto los jóvenes como los mayores pueden realizar actividades: los visitantes viven experiencias como ponerse detrás del mostrador de la antigua librería o hojear libros. Pueden ponerse ropa de la época para una foto animada o sumergirse en la actividad de la imprenta descubriendo las distintas etapas del proceso de impresión, desde la letra troquelada al texto impreso. Los visitantes salen del museo con su propio trabajo de impresión. Las familias amantes de la aventura buscan al autor material del asesinato de Balthasar I con un  juego familiar.

Los libros siguen desempeñando un papel fundamental, pero estableciendo vínculos entre el trabajo de impresión de Plantin y el entorno del visitante, presentando informaciones curiosas y poniendo el énfasis en el lenguaje de la imagen, el museo capta la atención de los visitantes que se sienten así más atraídos por la casa y sus habitantes.

Gracias a un documento audio en la App del museo amberino, los habitantes y trabajadores del museo cobran vida. Los visitantes escuchan las voces de Warre Borgmans, Bruno Van den Broeck, Robby Cleiren, Peter Van den Eede, Koen Van Impe, Lotte Heijtenis y Els Dottermans, gracias a unos auriculares con audio 3D que les permiten sumergirse por completo en el relato. 

Para mejorar la comodidad de los visitantes, el museo crea más zonas de descanso, mejores espacios de recepción y de talleres y una atractiva tienda con una amplia oferta. El museo va a estar aún más presente en la plaza Vrijdagmarkt, gracias a una mejor iluminación y señalización.

Depósito y sala de lectura

El depósito con la nueva sala de lectura es el resultado del trabajo del estudio noAarchitecten. Con la realización del depósito, la colección puede embalarse y almacenarse de manera adecuada y conservarse así para las futuras generaciones.

A la UNESCO le complace que la ciudad haya tomado esta iniciativa que permite que las colecciones puedan conservarse in situ de una manera responsable. La UNESCO aprecia el hecho de que la nueva arquitectura sea una creación funcionalista contemporánea que interpreta la esencia de la arquitectura tradicional, sin mencionarla explícitamente.
Asimismo, en la exposición permanente se ha mejorado la atención prestada a la colección. El patrimonio en papel es similar al textil: no resiste a una larga exposición a las fluctuaciones de luz y temperatura.

Museo en la plaza Vrijdagmarkt

El museo Plantin-Moretus está ubicado en la plaza Vrijdagmarkt, una histórica plaza en pleno corazón del barrio de la moda de Amberes, muy en boga tras el establecimiento de nuevos comercios que marcan tendencia. Así la plaza vuelve a conectar con lo que era hace 400 años: el lugar de la ciudad donde se encontraba la industria creativa más revolucionaria jamás creada por el hombre: el arte de la imprenta floreció aquí, en este barrio donde se establecieron la mayoría de los casi ochenta impresores amberinos. Estas cifras reflejan la prevalencia de Amberes como ciudad de los impresores. A esto contribuyó el hecho de que Amberes fuera un próspero puerto: aquí llegaban más rápido los nuevos productos y los nuevos conocimientos y los científicos venían a Amberes para imprimir sus libros y difundirlos desde aquí. Amberes es una encrucijada de conocimientos.

El hecho de que, entre las ochenta imprentas amberinas, se haya conservado la imprenta de Christoffel Plantin, la mayor de Europa Occidental, es para una ciudad como Amberes uno de los testimonios más potentes de la historia gloriosa de Amberes, como ciudad del comercio y del conocimiento.

INFORMACIONES PRÁCTICAS

El museo Plantin-Moretus abre de nuevo al público el 30 de septiembre de 2016.

  • Tarifas: 8 euros, 6 euros, gratis
  • Abierto: de martes a domingo, de las 10h00 a las 17h00
  • Museo Plantin-Moretus

Vrijdagmarkt 22 - 2000 Amberes

Para obtener más información sobre este comunicado de prensa:
Nadia De Vree, Servicio de prensa Museos y Patrimonio Amberes
Móvil  +32 475 36 71 96, nadia.devree@stad.antwerpen.be

 

Material gráfico disponible en http://pers.museumplantinmoretus.be/media#museumplantinmoretus

Concejal responsable: Philip Heylen, concejal de Cultura, Economía, Mantenimiento de la Ciudad y de los Barrios, de Patrimonio y de los Servicios de Culto.

Published with Prezly